Alpes Suizos y Franceses – Día 17: Andorra – Madrid

Amanece nuestro último día de viaje. Tenemos por delante 660 kilómetros que procuraremos que sean lo más amenos posibles. Tocaremos la autovía lo menos posible. La ruta, aquí.

Último vistazo a los Pirineos desde la ventana del hotel.
Photobucket

Photobucket

Y comprobamos que la moto sigue donde la dejamos ayer.Photobucket

Desayunamos en un bar de los de toda la vida. Nos calzamos un bocadillo de jamón que nos preparó muy amablemete la camarera/cocinera. Estaba al lado del hotel, así que tenemos la moto en la puerta con todo cargado.Photobucket

A las 9.15 ya estamos en ruta. Y encontramos a la salida (dirección Seu) con Motocard, que ayer no lo vimos. Nos ha jodido, está a tomar por saco del pueblo XDPhotobucket

Photobucket

Y llegamos a la aduana, con sus carteles, sus barreras… su liturgia propia.Photobucket

Photobucket

He de reconocer que nos colamos un poco. Pero poco :DPhotobucket

Esperamos a que se quede libre una de las “plazas” habilitadas se quede libre. Una de las tres o cuatro que no tienen un cono delante.Photobucket

Para qué estresarse…Photobucket

Ya parados, un agente de la Guardia Civil nos mira “a lo lejos” y nos dice que podemos tirar. Es la única frontera en la que tuvimos que poner el pie en el suelo. En el resto de pasos fronterizos que cruzamos no hizo falta. Curioso, cuanto menos.Photobucket

Descendemos por la N145. Aquí parece que la gente lleva un horario más español :-PPhotobucket

Photobucket

Atravesamo Seu d’Urgell.Photobucket

Photobucket

Y continuaremos por la C14 hasta Lleida. La carretera es una auténtica chulada. Eso sí, en ese treamo hasta la capital de provincia vimos unas 12 cajas señalizadas como radar :-O Muchas de ellas puestas en rectas sin peligro aparente. A saber las que realmente tenían dentro algo…Photobucket

Ya en la autovía, avanzamos rápidamente los escasos 40 kilómetros hasta Fraga, donde nos desviaremos para seguir por nacionales.Photobucket

Este pequeño tramo de autovía se nos hace un poco pesado. El asfalto está muy bacheado y eso pasa factura a nuestras nalgas.Photobucket

Bien es cierto que llevamos casi 2 horas sobre la moto. El jamón empieza a darnos sed, así que decidimos parar para refrescarnos un poco y a echar gasolina, aunque todavía no había entrado la reserva.Photobucket

Photobucket

A pocos kilómetros de la gasolinera nos encontramos con una pequeña retención. Resulta que había un evento deportivo y la Guardia Civil estaba supervisando un poco el tema.Photobucket

Photobucket

El embalse de Mequinenza. O el de Ribamoja. La verdad es que creo que es el primero, pero tampoco las tengo todas conmigo XDPhotobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Continuamos por la N211. Este tramo hasta Alcañiz es completamente nuevo para nosotros. Y la verdad es que está bastante bien.Photobucket

Photobucket

Photobucket

Es bastante rápida y el asfalto está mejor que en el tramo de la A2 que hemos cogido.Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Un viejo conocido :-)Photobucket

Photobucket

Photobucket

No me doy cuenta y me meto por el centro del pueblo. Si es que estoy tonto… Bueno, no hay mal que por bien no venga.Photobucket

Photobucket

A partir de aquí nos lo conocemos bastante bien. Mucho mejor que la autovía. Más ameno, más entretenido… y el culo nos dolerá menos.Photobucket

Los pueblos van pasando: Calanda.Photobucket

Alcorisa.Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Y Montalbán.Photobucket

Vaya, menudo recibimiento.Photobucket

Photobucket

Cuando nos queremos dar cuenta, son las dos menos cuarto y ya sólo estamos a 250 kilómetros de casa. Photobucket

Así que paramos a comer en el mismo sitio de siempre (de siempre = cuatro veces XD)Photobucket

No sé qué tengo más, si sed o hambre XD Jamón y una ensalada, para no cebarnos mucho. Ir en moto muy lleno no es agradable.Photobucket

Ésta también descansa a la sombra.Photobucket

Aprovecho para cambiarme la camiseta. La térmica venía muy bien a las nueve de la mañana, pero ahora mejor optar por algo más ligero.

Y, de nuevo, sobre la moto. A los pocos kilómetros se enciende la reserva. Molina está a unos 50 kilómetros. Pienso un poco y hago cuentas de la gasolina que queda. La reserva son teóricamente 3 litros. Con el consumo medio llegamos justos. Qué coño, vamos para adelante. A las malas, una batallita más para el viaje :DPhotobucket

Las jajas desaparecen cuando el chivato se pone a parpadear cuando quedan unos 20 kilómetros. Su puta madre… Gasolinera a la vista. Paramos y tenía un horario peculiar. Y aquí no vale lo de meter la tarjeta. Qué rápido se acostumbra uno a lo bueno.Aflojo el ritmo más aún.

Respiro cuando veo la fortificación de Molina de Aragón. A las malas sólo tendré que empujar la moto un kilómetro :DPhotobucket

Llegamos a la gasolinera y lleno hasta arriba.Photobucket

Pero qué mierda es esta! Sólo le entran 16 litros? Después de hacer 50 kilómetros en reserva? Algo no me cuadra. Quiero decir, algo no me cuadra aparte de los 1.529 € por litro de gasolina. Joder, es entrar en España y ya nos están jodiendo la vida XD

PhotobucketConsumo medio de 6.42 litros a los 100. Curioso aumento de consumo, cuando hemos ido igual de rápido que en otras carreteras suizas… amén de los 30 kilómetros suaves y de los últimos 20 con el culo apretado. Y hay que ver la de mierda que tiene ya la pobre :P

Photobucket

Photobucket

Photobucket

La plaza de toros de Maranchón, conocido en la comarca por registrar temperaturas especialmente bajas.Photobucket

Hasta que llegamos a la A2 de nuevo.Photobucket

Pues gas!Photobucket

Eso sí, con calma, no vayamos a joder el viaje tan cerca de casa.Photobucket

No es muy tarde, la verdad. Photobucket

Y entramos a Madrid y sus famosas torres de al lado de Plaza de Castilla.Photobucket

Los últimos kilómetros ya vamos casi con el piloto automático. En puerta de casa, inmortalizamos el estado del GPS. 5476.5 kilómetros a una velocidad media de 72 km/h en movimiento y de 59 km/h si tenemos en cuenta cuando estás parado. La velocidad máxima de 158 km/h fué con la moto sobre el caballete centra con la rueda aire :-P

Photobucket

Y el cuadro de la campeona, que ha sido la gran sufridora (después de la ministra). Se ha portado estupendamente, la verdad.Photobucket

Quitamos todas las bolsas y subimos los bártulos a casa de un único viaje. Viva el carro!Photobucket

Y la ropa lista para empezar con la tanda de lavadoras.Photobucket

Hasta aquí nuestro periplo. Atrás quedan los nervios de los preparativos, las horas de leer crónicas, ver mapas, consultar webs… Con buenos momentos y con momentos mejores. Y alguna que otra crisis que solventamos como pudimos.

El tiempo ha sido espléndido. No nos hemos llegado a poner los chubasqueros ni una sola vez. El clima nos ha acompañado. Para mi gusto, demasiado calor en algunos momentos. Pero casi mejor así.

Queremos recopilar los gastos totales con exactitud. Tenemos una idea aproximada, pero un resumen nos hará ver dónde se puede recortar algo. Porque ahora toca preparar la del año que viene. Esperemos poder darnos otro homenaje así :-)

Anuncios